«Volver

Optar al uso de la marca país para promover el valor de origen en productos, servicios, instituciones y eventos es bastante sencillo, y permite acceder a múltiples beneficios asociados con la identificación y promoción de Chile en diversos mercados.

Marca Chile: un activo de todos

Terremoto

Diversidad, tradición, progreso y confiabilidad. Son los atributos de la Marca Chile, trabajada y gestionada desde hace años por la Fundación Imagen de Chile.

La misión de este organismo es promover la imagen del país en el mundo, por medio de la gestión de la marca país, articulando la labor de los principales sectores que construyen imagen, tales como cultura, deporte, exportaciones, inversiones, turismo y relaciones internacionales, entre otros.

Para esto, desarrolla alianzas con actores del sector público y privado, con el objetivo de alinear el mensaje en torno a Chile y posicionar, a través de sus acciones, los atributos distintivos de la identidad país.

Una de las líneas de trabajo es el Programa de Uso de la Marca Chile, que consiste en la autorización gratuita para usar la Marca Chile en productos, servicios, instituciones y eventos con el fin de promover el valor del origen tanto en el mercado nacional como en el extranjero. “Las empresas que se suman al programa pueden contar con la Marca Chile como carta de presentación, lo cual es una importante herramienta a diferenciación y, eventualmente, de internacionalización. Nos enorgullece decir que el programa se inició en marzo de 2016 con un plan piloto y, a la fecha, 150 marcas provenientes de distintas regiones se han sumado al desafío de posicionar Chile a nivel internacional”, comenta Myriam Gómez, Directora de Imagen de Chile.

Actualmente, el 36% de los usuarios de la marca corresponden al sector de Alimentos y Bebidas, 16% al área de Economía Creativa, y 15% a hotelería y Turismo, por mencionar los principales ámbitos. Hasta el momento, los productos que cuentan con la gráfica llegan a 40 mercados de casi todos los continentes. Además, están siendo incluidos en los eventos internacionales en los que se promueve el país, lo que les permite incrementar su visibilidad e impacta positivamente en la ‘experiencia Chile’ que se está ofreciendo. “Las empresas e instituciones que cuentan con la licencia de la Marca Chile tienen la oportunidad de mejorar su reputación –agrega Gómez-, al vincularse de forma clara a la imagen de nuestro país, que cuenta con un capital ganado a nivel internacional en términos de estabilidad y confiabilidad. Del mismo modo, los usuarios acceden a beneficios concretos como instancias de difusión en medios de prensa y plataformas digitales, capacitaciones y libre uso del material de promoción de la imagen país que permanentemente estamos generando”.


Mensajes de la Marca Chile

Myriam Gómez explica que “nuestra marca comunica la idea de un lugar cuya geografía diversa, vital y singular se convierte en oportunidades de desarrollo en materia científica, turística y productiva, por mencionar algunas. De acuerdo al último informe del Foro Económico Mundial, somos el segundo país más visitado en Latinoamérica y, a la vez, nos estamos proyectando como una nación que aporta a la búsqueda de soluciones a problemáticas de carácter global, gracias a nuestras condiciones de laboratorio natural para el desarrollo de las ciencias”.

Asimismo, agrega que “refuerza el hecho de que nos hemos consolidado como un vínculo confiable, un país que es capaz de ofrecer certezas y condiciones adecuadas para entablar relaciones políticas o comerciales estables a largo plazo. Adicionalmente, proyecta esa vocación de superación que caracteriza a nuestra gente. La mirada positiva frente al futuro que nos lleva siempre a explorar nuestros límites y superar situaciones de adversidad. Ese espíritu se ve reflejado también en los múltiples emprendimientos que están ocurriendo en Chile y que nos están posicionando como una nación creativa, de vanguardia y que avanza en términos de innovación”. Ocupar la Marca Chile representa múltiples beneficios que hacen muy atractiva esta opción, a la cual se puede postular a través de www.marcachile.cl, en un proceso bastante sencillo. Toda persona natural o jurídica, pública o privada, puede hacerlo, cumpliendo requisitos relativos principalmente a la proyección de los atributos de la Marca Chile –los mencionados de confiabilidad, diversidad, progreso y tradición-. Asimismo, se evalúa su trayectoria en el mercado, porcentaje de materias primas nacionales utilizadas y respeto del marco regulatorio vigente, entre otros aspectos.

En la práctica, el licenciamiento implica que la empresa puede incorporar la marca país en sus diferentes soportes de promoción, tales como etiquetas, packaging y sitios web, entre otros. Para eso, parte del proceso de postulación incluye la revisión de maquetas con uso simulado de la Marca Chile en estos espacios, según la recomendación gráfica entregada por la Fundación Imagen de Chile. Myriam Gómez agrega que “una estrategia de posicionamiento de la nación que sea efectiva exige el esfuerzo coordinado de todos los actores, del sector público y privado, para difundir un mensaje coherente y sistemático en torno a nuestras ventajas competitivas. En ese sentido, la Marca Chile es la mejor carta de presentación, no sólo para las empresas, sino para todos los chilenos”. Entre los actuales usuarios de la Marca Chile se encuentran aceite Zeitum, cervezas Volcanes del Sur, chocolates Entrelagos, frutos secos Tribú, helados Emporio La Rosa, Industria Textil Monarch, Pisco Waqar y productos del mar Ventisqueros, entre otras.



La marca país es la estrategia para impactar positivamente las percepciones en torno a Chile, resaltando ciertos atributos propios de su identidad y ampliando, de esta forma, las posibilidades para la atracción de talentos, las exportaciones, las inversiones externas y el turismo.

“Esto es clave en un escenario altamente competitivo como el actual –dicen desde Fundación Imagen de Chile-, donde es fundamental construir y fortalecer una identidad única y competitiva del país, que apunte a que Chile sea considerado por otros como un destino atractivo en todas sus dimensiones”.

Por eso se dice que una imagen país positiva es un activo, en cuanto permite generar más empleos, aumentar las exportaciones, atraer mayor inversión extranjera, despertar interés por el turismo y, en suma, aumentar la influencia política y cultural de la nación.

Fuente: Marcas & Marketing

Si desea tener información exclusiva
Hágase socio aquí


Descargar Via Publica



Presentación 50 años ANDA



Descargar Via Publica

Eventos >
Descargar Via Publica

Descargas >
Descargar Via Publica

Descargar Via Publica

Descargar Via Publica

Descargar Via Publica

Descargar Via Publica

Guia investigacion mercado